29 febrero, 2024

Alzheimer y Parkinson son enfermedades neurodegenerativas

21 diciembre, 2015

Dr. Ildefonso Rodríguez Leyva y Dra. Maria Esther Jiménez Cataño

San Luis Potosí, SLP.- Los investigadores Ildefonso Rodríguez Leyva, y la doctora María Esther Jiménez Cataño, de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí detallaron que tanto el Alzheimer como el Parkinson son consideradas enfermedades crónicas degenerativas.

El médico Ildefonso Rodríguez Leyva, indicó que muchas veces el paciente no muere de estas enfermedades sino de las mismas complicaciones que padecen los quienes sufren de enfermedades neurodegenerativas: “el paciente con Alzheimer puede empezar hoy y morir dentro de quince años, lo desafortunado es que a medida que va pasando el tiempo su funcionalidad va disminuyendo. De ahí la importancia de buscar una manera de detener la enfermedad, y de conocer las causas que la provocan de tal manera que podamos revenirla”.

“Por ahora lo poco que sabemos es que conviene llevar una buena calidad de vida, no tener sobre peso y hacer ejercicio. El mejor protector para la enfermedad del Alzheimer es tener una buena educación y alimentación sana”.

Y señaló: “Quienes tenemos el privilegio en México de estar educados debemos procurar mantener nuestro cerebro activo, mantener una presión arterial controlada, y si somos diabéticos debemos tratarnos adecuadamente y si tenemos riesgo de padecer diabetes mellitus tratar de evitarla. Aunque no son factores que sean la causa si hemos visto que son factores de riesgo”.

Indicó que otros factores de riesgo son la exposición a metales, el beber agua de pozo, así como estar expuesto a un trabajo donde hay pesticidas. En este sentido, la doctora María Esther Jiménez Cataño indicó que en México, como en San Luis Potosí somos el primer consumidor de agua embotellada del mundo y también se piensa que probablemente a la larga, esto favorezca a las enfermedades neurodegenerativas.

“Somos una ciudad que extrae agua de mantos más profundos y con mayor temperatura, y el agua tiene iones metales, y flúor, por ello se recomienda también que el agua que consumamos no contenga esto”. Apuntó.

Destacaron que las enfermedades neurodegenerativas generalmente comienza a los 65 años, teniendo una calidad de vida disminuida: “realmente en nuestro país que está en desarrollo donde en cincuenta años tendrá una población muy grande de adultos mayores, por ello tiene que ir tomando medidas respecto a tener lugares donde pueda asistir a esas personas, para que se les favorezca en detener la enfermedad, donde sean bien atendidos y cuidados, donde se les trate con amor y se les rehabilite de manera que puedan mantenerse reintegrados a la sociedad”.

Concluyeron al señalar que las estadísticas en México respecto al padecimiento del Alzheimer y el Parkinson son muy pobres, pero en términos generales indicaron que deben de coincidir: “pensamos que a los 65 años el 1 por ciento de la población debe tener esta enfermedad. Pero cada cinco años, esta cifra va creciendo, de modo tal que a los 85 años la mitad de la población que tenga esta edad, ya tiene alguna de estas enfermedades, y un deterioro cognoscitivo. Si duráramos cien años, probablemente la cifra estaría cercana al cien por ciento de los que estaríamos deterioraros, por ello la importancia de prevenir las enfermedades”.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

NOTAS RECIENTES